En Al-Anon ayudamos
a los que conviven con el alcohol
Alateen, responsabilidad de Al-Anon
Los grupos de Alateen, aunque tienen características especiales, son también parte de los Grupos de Familia Al-Anon.

Al ser sus miembros menores de edad, la responsabilidad principal de estos grupos recae sobre Al-Anon, pues el resto de sus miembros son, en su mayoría, adultos. Algunos de estos miembros, si así lo desean, pueden prepararse para ser padrinos o madrinas de Alateen.

En muchos casos -y normalmente sería lo mas conveniente- dichos padrinos o madrinas pueden ser ellos mismo hijos adultos de alcohólicos. Los hay que, incluso, fueron alguna vez miembros de Alateen, por tanto, conectar con las experiencias de los jóvenes es siempre más fácil. Aunque de todas formas, cualquier miembro de Al-Anon con un poco de experiencia y preparación para este servicio, lo podría hacer bien.

Es importante tener en cuenta que Al-Anon está muy consciente de que la responsabilidad de Alateen es una cosa muy seria. Se trata de menores de edad que pueden estar viviendo o haber vivido situaciones muy duras en sus respectivos hogares. La persona que decida ser padrino o madrina debería ser la más apropiada para tratar con este tipo de situaciones, una persona responsable y con un criterio abierto. Por tanto, se pide una certificación del propio grupo en el que se recupera esa persona, el cual avala que la persona en cuestión asiste habitualmente a las reuniones, que lleva en recuperación de dos a tres años y que su personalidad es apropiada para ser padrino o madrina, asimismo se requiere la aceptación de la persona por parte del agrupo de Alateen. No se admite a nadie que haya tenido cargos por abuso infantil o haya demostrado tener problemas emocionales. Los grupos de Alateen han de funcionar en todo momento con dos padrinos/madrinas, los cuales no usan el grupo de Alateen para su propia recuperación, sino que sólo están ahí para guiar, acompañar y asesorar a los miembros de Alateen.